Consejos de hábitos saludables en verano

Consejos de hábitos saludables en verano

Cuando empezamos a verle las orejas al verano en junio, estamos ya impacientes porque llegue el verano. Poder tomarte algo por la noche en la terracita los días interminables en la playa, incluso el ver el atardecer es todo un deleite para la vista. Pero ojo, el verano también puede dañar nuestra salud, podemos padecer deshidratación, si no llevamos cuidado con lo que comemos podemos intoxicarnos, o las quemaduras solares puede fastidiarnos el verano, para tener un buen verano toma nota de los siguientes hábitos saludables:

1.Hidrátate bebe agua.

El setenta y cinco por ciento de nuestro cuerpo está compuesto por agua, por eso no podemos consentir no mantener el equilibrio hídrico de nuestro organismo. Debemos ingerir como mínimo 2 litros de agua al día, lógicamente esta dosis de agua está en función de las necesidades de nuestro cuerpo, si hacemos ejercicio o en lo que comemos.

Sin agua nuestro organismo no funciona de forma correcta y, evidentemente, comenzaremos a deshidratarnos. Síntomas a tener en cuenta de estar deshidratándonos: tener sed, tener la boca seca, migrañas o calambres musculares.

2.-No olvides comer fruta y verdura fresca.

Con la llegada del verano vienen una gran cantidad de frutas y verduras. Las frutas y las verduras de la temporada del verano son las que aportan una mayor cantidad de nutrientes, por el hecho de que en verano este tipo de fruta está madura y por eso es más saludable.

Las recetas veraniegas, tienen una cantidad enorme de cosas buenas para la salud, recetas que contengan verduras y frutas son las más idóneas, porque estas nos sirven de aperitivo, comida de mediodía o como postre. Este tipo de comida es muy fácil de transportar a la playa o a la pisci o si nos apetece hacer senderismo.

3.-No te arriesgues usa loción protectora alta.

Para mantener nuestra piel sana, no podemos olvidar de usar loción protectora todos los días, evidentemente con más habitualidad en verano, que es el momento de año que los rayos del sol son más dañinos.

Los dermatólogos especialistas en la materia aconsejan aplicarse lociones de protección alta.

(mínimo FPS 30) para evitar los daños que nos pueden producir el sol. Si no llevas cuidado puedes padecer un envejecimiento de la piel precoz, arrugas, nacimiento de manchas y corremos el riesgo de padecer un melanoma (cáncer de piel).

Los niños y los adultos no usan las mismas lociones protectoras. Los adultos pueden usar lociones solares que contengan filtros (con sustancias que absorben los rayos ultravioletas) este tipo de lociones no pueden usarlas los niños o bebes, hay específicas para contienen filtros solares físicos o minerales (pantalla que impiden la penetración de los rayos solares). La piel de los niños o bebes es muy delicada y pueden padecer quemaduras importantes.

Debemos aplicar la loción solar una media hora antes de la exposición al sol y no olvidar cuando hayamos llegado a la playa volver a aplicarnosla. Tenemos que tener en cuenta que no se nos puede olvidar ninguna parte del cuerpo, teniendo especial atención en el rostro, el escote, el dorso de las manos y el cuero cabelludo repetir el proceso de aplicarse loción solar cada hora.

Cuando acaba el verano no viene mal ir al dermatólogo y que nos haga un mapa de lunares y ver si se ha producido alguna modificación en las pecas que ya teníamos.

4.-Usa gafas de sol.

La luz solar y la radiación ultravioleta es mucho más intensa en los meses de verano, entonces debemos llevar extremo cuidado para evitar dañar nuestra vista.

Según los oculistas es mejor llevar gafas de sol homologadas al protegernos de una forma más eficaz evitamos lesiones en la vista. Es de vital importancia que tanto el filtro del cristal, su color y la montura sean las adecuadas para que cumpla los requisitos de nuestra visión.

Cuando salgamos algún sitio ya sea la calle, la playita, en la piscinita, conduciendo, practicado deporte al aire libre, en todas estas situaciones deberemos usar gafas de sol homologadas.

5.-Lleva ropa transpirable y zapatos adecuadas.

Nuestro cuerpo en verano pone en acción los procesos de regulación térmica o termorregulación, para ajustarse a las altas temperaturas. Para ponérselo más fácil al cuerpo debemos usar prendas de vestir transpirables. Las mejores prendas son aquellas que están hechas de fibras naturales como el algodón o el lino. Algo muy importante es que nos sintamos cómodos y ligeros con la ropa. La ropa ajustada nos daría problemas en la circulación de la sangre.

Los podólogos por esta época hacen mucho hincapié en el cuidado de los pies y el calzado, también nos aconsejan tomar medidas extraordinarias en esta época del año, porque son los meses en que los pies pueden sufrir más infecciones, verrugas, hongos, etc.

Si queremos tener unos pies bonitos durante el verano te aconsejo una quiropedia para la eliminación de durezas, callos y las uñas cortadas correctamente.

Los podólogos también hacen hincapié de usar chanclas dentro de las piscinas, la playa y en las duchas comunes, para no correr riesgo de contagio de hongos, muy importante debemos secarnos bien los pies.

No cabe olvidar que es aconsejable usar sandalias que no sean totalmente planas, ya que esto provoca dolores en espalda y rodillas.

Feliz Verano.

Abrir chat