Fotodepilación IPL

 

La luz pulsada intensa (IPL, del inglés intense pulsed light) es una clase de lámpara especial. Genera una fuente de luz policromática de alta intensidad, con un espectro de luz entre 515 nm y 1.200 nm, se utiliza aplicando diversos filtros que ayudan a utilizar una cierta forma de onda específica.

Cualquier tipo de piel puede depilarse satisfactoriamente con este método de Fotodepilación, ahora bien, es necesario realizar un estudio de tu tipo de piel, así como del tipo de vello que poseas, pues en función de estos parámetros, se deberá configurar la máquina de una forma u otra.

Para que te hagas una idea, las pieles claras con vello oscuro son las que mejor responden al tratamiento, mientras que las pieles oscuras y con un vello más claro son las que más sesiones necesitarán para acabar con el pelo para siempre.

No es dolorosa y puede tratarse en cualquier parte del cuerpo, hasta en las más sensibles, cara, nalga, muslo, axilas, etc. Y también es útil para depilar las zonas más grandes del cuerpo como la espalda, ya que se utilizan grandes cantidades de Luz Pulsada Intensa, a diferencia de la depilación láser que trabajar con rayos láser vello por vello, sería muy doloroso y tardaría mucho tiempo depilar la espalda completa.

Resultados de la fotodepilación

En la primera sesión de fotodepilación conseguirás buenos resultados y tardará un tiempo en volver a crecer el vello.

El número de sesiones variará según las características del paciente, tipo de vello, tipo de piel, genética, y otros factores que intervengan en el crecimiento del vello corporal. El número medio de sesiones que se necesitan para que la depilación sea definitiva es entre 5 y 8 sesiones. El intervalo entre sesión y sesión es sobre mes o mes y medio, aunque también varía según el crecimiento del vello.

Abrir chat