Botox

Toxina Botulínica

Tratamiento para las ARRUGAS DE EXPRESIÓN. Rápido y apenas doloroso. No precisa de prueba de alergia, pudiendo seguir con la actividad normal después de la sesión.

La toxina botulínica ejerce su acción sobre las zonas musculares en donde es inyectado disminuyendo la posibilidad de contracción del músculo o del grupo muscular tratado.

Como resultado se obtiene la disminución, de la severidad y progresión de las líneas de expresión.

El inicio de acción y la duración del tratamiento con toxina botulínica, varían con cada paciente.

Sin embargo, se debe esperar una disminución de la posibilidad de contracción muscular entre el 2º y 3º días posteriores a la inyección.

El máximo efecto se obtendrá hacia la 2ª semana posterior a la aplicación inicial.

La duración de dicho tratamiento, está establecida entre 4 a 6 meses, pero, la continuidad y periodicidad en el tratamiento, le permitirán al paciente obtener mayor satisfacción y mejores resultados en términos de duración.

La toxina botulínica está indicada para:

• Arrugas de expresión.

• Bandas platismales del cuello.

• Disimetrías faciales por parálisis.

• Sudoración excesiva.

* Bruxismo

Mesobotox

Técnica basada en la combinación del uso de la toxina botulínica, con mesoterapia.

Infiltrando bajo las capas superficiales de la piel, por medio de micro inyecciones, el bótox, junto con el cóctel de vitaminas, minerales y aminoácidos propios de los tratamientos de mesoterapia, combinan sus efectos para lograr un resultado insuperable, rotundo y duradero.

El bótox se diluye y se inyecta en las líneas de expresión de la cara obteniendo un efecto de relajación muscular que consigue una expresión de apariencia serena, libre de arrugas y demás imperfecciones propias de la edad.

Asimismo, las sustancias de la mesoterapia dan al rostro una hidratación y una luminosidad que aumentan exponencialmente los efectos del bótox, dando como

Abrir chat